Cuatro cerdos aprendieron a mover un cursor mediante un ‘joystick’ para cumplir una tarea durante un experimento

0
37

Los investigadores destacaron «el alto nivel de motivación social» de los animales para realizar la tarea.

Investigadores estadounidenses afirman que los cerdos pueden ser entrenados para usar una palanca de mando de computadora. Una serie de experimentos mostró que cuatro cerdos aprendieron a mover un cursor mediante un ‘joystick’ para golpear una pared en una pantalla y ganar un premio, escribieron los investigadores en un artículo de la revista Frontiers in Psychology.

«Potencialmente, puede haber más cosas que los cerdos son capaces de aprender, comprender y responder de lo que habíamos imaginado anteriormente», dijo la profesora Candace Croney de la Universidad de Purdue, coautora de la investigación, citada por The Guardian.

Durante los experimentos se investigó la capacidad de dos microcerdos Panepinto y dos cerdos Yorkshire para cumplir la tarea de un videojuego. Concretamente, los animales tenían que maniobrar un cursor hasta que chocara con unas estructuras parecidas a paredes en la pantalla. Tras la colisión, el juego hacía un sonido y el cerdo recibía el premio.

Una 'start-up' australiana quiere crear carne de cerdo, canguro y búfalo a partir de células cultivadas en un laboratorio

«En general, todos los cerdos se desempeñaron significativamente por encima de la probabilidad en objetivos de pared única, lo que indica que, hasta cierto punto, todos adquirieron la asociación entre el ‘joystick’ y el movimiento del cursor», concluyeron los investigadores, que añaden que el nivel de éxito que lograron los cerdos «es notable e indicativo de su flexibilidad cognitiva y conductual».

Los investigadores indicaron que «fue destacable su alto nivel de motivación social para realizar la tarea». «Aunque las recompensas alimentarias asociadas con la tarea probablemente fueron un factor motivador, el contacto social que los cerdos experimentaron con su entrenador también pareció ser muy importante», agregaron.

En algunas ocasiones, «los cerdos continuaron dando respuestas correctas cuando fueron recompensados ​​solo con el refuerzo verbal y táctil del experimentador, que también era su principal cuidador». Los investigadores dijeron que este comportamiento «puede deberse al fuerte vínculo que los cerdos desarrollaron con el experimentador durante el entrenamiento».

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here