Seguridad sin precedentes, dos maletines nucleares y ausencia de Trump: todos los detalles sobre la investidura de Biden

0
46


En medio de la polémica batalla sobre la legitimidad de los resultados electorales en los últimos comicios presidenciales de EE.UU. protagonizada por Donald Trump, este miércoles 20 de enero se prevé la ceremonia de posesión del nuevo mandatario del país, Joe Biden.

No obstante, los violentos desmanes que ocurrieron en la sede legislativa del país mientras el Congreso se reunía para proclamar la victoria del candidato demócrata han obligado a las autoridades a organizar una investidura poco usual, reforzando aún más las medidas de seguridad habituales.

Asimismo, las restricciones por la pandemia han obligado a los organizadores a limitar el aforo del evento e implementar acciones dirigidas a reducir el riesgo de contagio entre los asistentes.

Ante la negativa de Trump a traspasar el poder a su rival, el acto protocolario estará a cargo del vicepresidente de la nación, Mike Pence.

Asistentes y artistas participantes

Generalmente, el acto de investidura es un evento público que concentra a más de 200.000 personas en la Explanada Nacional frente al Capitolio en Washington. Sin embargo, durante esta jornada se prevé un máximo de 1.000, quienes necesitan una entrada especial para poder acceder.

Por su parte, la alcaldesa de la capital, Muriel Bowser, ha instado a la ciudadanía a participar únicamente de forma virtual debido a las amenazas de protestas de «facciones muy extremas en nuestro país que están armadas y son peligrosas«.

Entre los asistentes previstos se encuentran congresistas, senadores, y otros altos cargos del Gobierno de EE.UU. Además, como parte del evento se ha programado un espectáculo especial presentado por el actor Tom Hanks con actuaciones de cantantes como Lady Gaga, Jennifer Lopez, Demi Lovato, Jon Bon Jovi o Justin Timberlake. 

Preparativos de seguridad sin precedentes

Doce miembros de la Guardia Nacional del Ejército de EE.UU. han sido apartados en los últimos días del operativo que garantizará la seguridad durante la toma de posesión después de que una investigación descubriera que mantenían vínculos con grupos de extrema derecha o que publicaron opiniones extremistas en la Red.

El Pentágono ha estado investigando a los 25.000 miembros de la Guardia Nacional que han sido desplegados en Washington para reforzar la seguridad del acto. Según AP, los representantes de defensa de EE.UU. estaban preocupados ante un posible ataque interno u otra amenaza de los miembros del servicio, después de que el pasado 6 de enero una multitud de partidarios de Donald Trump asaltaran el Capitolio. 

«Zona Verde» y «Zona Roja»

Como parte de las precauciones de seguridad, la semana pasada el Servicio Secreto de EE.UU. anunció que delimitaría en Washington una «Zona Verde», que incluye calles, estaciones de metro y partes de la capital a las que solo pueden acceder los vecinos, y una «Zona Roja», un área cerrada a todo el tráfico, con la excepción de los vehículos autorizados, desde el pasado fin de semana hasta el 21 de enero.

Las nuevas zonas abarcan lugares cercanos a la Casa Blanca, el monumento a Lincoln, el Capitolio y la Explanada Nacional, donde la multitud suele reunirse para ver la investidura en grandes pantallas.

Dos maletines nucleares

A partir de John F. Kennedy, todos los presidentes de EE.UU. se han desplazado llevando siempre consigo el maletín nuclear, apodado ‘el balón’ en inglés, que luego han de entregar a su sucesor durante la ceremonia de investidura.

Sin embargo, en esta ocasión, la primera vez en la era nuclear en que un presidente en funciones no asistirá a la toma de posesión de su sucesor, se habla de dos maletines a la vez. Uno de ellos será transportado por un asistente militar que acompaña al mandatario en todo momento hasta el cambio de mando y probablemente viajará con Trump a Florida, afirmaron expertos entrevistados por CNN.

Asimismo, las fuentes del medio norteamericano sugieren que este 20 de enero Biden podría recibir el ‘balón nuclear’ vicepresidencial de Mike Pence, a menos que la Oficina Militar de la Casa Blanca haya preparado otro maletín de respaldo.

Actividades previstas y discurso de Joe Biden

En medio de tensiones políticas agravadas por la reciente toma del Capitolio por parte de los partidarios del presidente saliente, la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de covid-19 y su profundo impacto en la economía del país, Biden se prepara para ofrecer un discurso que, de acuerdo con sus asistentes citados por AP, desea emplear para hacer un «llamado a los estadounidenses a la unidad».

La Casa Blanca ha informado que Trump y su esposa Melania abandonarán la residencia oficial de la Presidencia de EE.UU. a las 8:00 de la mañana (hora local) y partirán hacia Palm Beach, en Florida. Por lo tanto, el republicano no asistirá a la investidura de Biden.

Mientras tanto, antes de la ceremonia de posesión, el binomio demócrata asistirá por la mañana a un servicio religioso en la catedral de San Mateo el Apóstol de Washington junto a sus cónyuges. Posteriormente, prestarán el juramento correspondiente como nuevo presidente y nueva vicepresidenta de EE.UU.

El juramento presidencial

Alrededor del mediodía se llevará a cabo el juramento presidencial estipulado por la Constitución estadounidense. A pesar de las amenazas de seguridad, Biden recitará las palabras al aire libre, desde la escalinata del Capitolio frente a la Explanada Nacional, como lo han hecho tradicionalmente los mandatarios anteriores desde 1981.

«Juro solemnemente que ejerceré fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y, hasta el límite de mi capacidad, preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos», reza el texto oficial.

Decretos sobre inmigración, salud y cambio climático

Acto seguido, alrededor de las 2:30 de la tarde (hora local), Biden y Harris visitarán la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington en Virginia y a partir de las 5:15 de la tarde el mandatario prevé firmar varias órdenes ejecutivas y continuar con otras acciones presidenciales.

Los asesores del mandatario electo han asegurado que Biden revertirá en su primer día como presidente varios decretos proclamados por Trump relacionados con políticas de inmigración, cambio climático y gestión de la pandemia.

Según los reportes, Biden pondrá fin a la construcción del muro fronterizo con México, eliminará la prohibición de viajar desde algunos países de mayoría musulmana y ordenará el regreso de EE.UU. al Acuerdo de París y a la Organización Mundial de la Salud. Asimismo, revocará la aprobación del polémico oleoducto Keystone XL.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here