Los CDC pronostican que la cepa británica de covid-19 dominará en EE.UU. en marzo, haciendo «cada vez más difícil controlar» la pandemia

0
56


Para evitar el peor escenario se requiere «una implementación combinada aún más rigurosa de medidas de vacunación y mitigación», advierten los especialistas.

La B.1.1.7, variante del SARS-CoV-2 detectada en diciembre en el Reino Unido, impondrá nuevos desafíos para el manejo de la pandemia en EE.UU., asevera un equipo de respuesta de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de ese país (CDC por sus siglas en inglés) en un reporte semanal publicado este viernes.

Para evaluar el futuro de la nueva cepa, los investigadores modelaron lo que ha sido el transcurso de la pandemia, tomando en cuenta que la tasa de reproducción (Rt) de la variante británica es 1,5 veces más alta que la de la versión común del virus. Descubrieron que «la variante B.1.1.7 tiene el potencial de incrementar la trayectoria de la pandemia en Estados Unidos en los próximos meses».

«Ya sea que la transmisión de las variantes actuales aumente (Rt inicial = 1.1) o disminuya lentamente (Rt inicial = 0.9) en enero, la B.1.1.7 impulsa un cambio sustancial en la trayectoria de transmisión y una nueva fase de crecimiento exponencial», advierten los especialistas de los CDC. Indican además que, según sus cálculos, ya para marzo la cepa británica dominará entre todas las variantes de coronavirus.

Para evitar el peor escenario se requiere «una implementación combinada aún más rigurosa de medidas de vacunación y mitigación (por ejemplo, distanciamiento, enmascaramiento e higiene de manos)», escriben los autores, resaltando que ellas «serán más efectivas si se instituyen más temprano que tarde».

Al mismo tiempo, los científicos indican que la transmisibilidad mayor del B.1.1.7 significa que se requerirá una mayor tasa de vacunación que la anteriormente prevista con respecto a variantes menos contagiosas.

La OMS dice que las "preocupantes" cepas británica y sudafricana del coronavirus ya están presentes en 50 y 20 países respectivamente

En un comentario para CNN, uno de los miembros del equipo, Gregory Armstrong, confirmó que «va a ser cada vez más difícil controlar» el virus. «Cualquiera de esas medidas las tendremos que implementar en mayor grado, incluyendo la vacunación», resaltó el médico.

EE.UU. sigue siendo el epicentro de la pandemia de covid-19. Según los propios CDC, en el país se han detectado 23,2 millones de casos de la enfermedad, de los que 227.746 fueron identificados este jueves. El saldo mortal de la pandemia es de 387.255, con 3.904 nuevas muertes en las últimas 24 horas.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here