«Tengo miedo cada vez que salgo a la calle»: El policía que abatió a cuatro yihadistas en Cataluña testifica en el juicio por los atentados de 2017

0
43


El agente explicó a los jueces que sufre un trastorno por estrés postraumático grave, que le ha impedido reincorporarse a su trabajo como miembro de los Mossos d’Esquadra.

En el marco del juicio por los atentados yihadistas que sacudieron las localidades de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017, el policía catalán que abatió a tiros a cuatro de los terroristas implicados ha declarado este lunes ante el tribunal de la Audiencia Nacional, describiendo las secuelas psicológicas que aún sufre a raíz de su intervención.

Este miembro de los Mossos d’Esquadra (policía autonómica de Cataluña) admite que sufre un «trastorno por estrés postraumático grave» y que aún hoy teme ser reconocido y atacado.

«Tengo una hiperalerta constante cada vez que salgo a la calle, miedo e inseguridad», dijo el agente a los jueces. «Lo peor de todo es que encima tengo un sentimiento de culpa muy alto por cómo todo esto está afectando a mi familia», agregó.

Su testimonio de los hechos 

En la fatídica madrugada del 17 al 18 de 2017, este agente vio como la furgoneta en la que viajaban cuatro de los terroristas atropelló a su compañera de patrulla y volcó tras perder el control. Tal como relató al tribunal, del interior del vehículo salieron a continuación los miembros de la célula terrorista con intención de matarle

«Llevaban chalecos adosados al cuerpo con cinta americana que parecían chalecos bomba», describió el Mosso. El primero que le abordó llevaba un hacha y corría decidido a atacarle, por lo que el policía repelió la agresión con el subfusil que portaba, agotando el cargador. 

A otros tres terroristas, que también trataron de abalanzarse sobre él al grito de ‘Allahu Akbar’ (Dios es grande), les mató con su otra arma, la pistola reglamentaria. «No me dio más tiempo que abrir fuego y abatirlos», declaró. 

Daño psicológico e incapacidad de volver al trabajo

El agente contó a los jueces que tras su enfrentamiento con los yihadistas quedó «en estado de ‘shock’» y sin comprender lo sucedido. Desde entonces ha sufrido «varios episodios de depresión«, por lo que está bajo tratamiento con medicación. Aún hoy tiene «dificultades serias para dormir«, y tiene que combatir sus síntomas como puede: «Me encierro e intento aislarme de todo».

Actualmente está de baja médica debido a su trastorno de estrés postraumático. No ha estado de servicio desde lo ocurrido en Cambrils. «La seguridad social me dio una incapacidad temporal sin poder reincorporarme al trabajo y en estos momentos estoy a la espera de una incapacidad total», explicó en la sala del juzgado.

El agente no ha recibido ningún tipo de indemnización ni ha sido reconocido como víctima de terrorismo. «Sé que está en trámite pero después del tiempo que llevamos todavía no tengo nada oficial», dijo al respecto.

En los atentados de Cataluña de 2017 murieron 16 personas, 15 de ellas en un atropello masivo perpetrado en el centro de Barcelona, más una mujer apuñalada en Cambrils, varias horas después. En esta última localidad fueron abatidos cinco terroristas a manos de la policía. Su objetivo era perpetrar un atropello masivo similar al de Barcelona.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here