Una mujer que fue secuestrada, golpeada y violada por su expareja en Colombia cuenta la «pesadilla económica y psicológica» que vive tras el ataque

0
14


María Alejandra Rojas, de 24 años, quedó imposibilitada para trabajar después de que su novio la arrojara del tercer piso de un edificio.

Una joven colombiana pidió ayuda para comer, después de que quedó imposibilitada para trabajar tras la brutal agresión de su pareja, quien la secuestró, violó y arrojó desde el tercer piso de un edificio en Bogotá. 

El pasado 31 de enero, María Alejandra Rojas, de 24 años, fue víctima de violencia de género por parte de su expareja, José María Ortega, cuando la mujer había acudido al apartamento para terminar la relación sentimental. El hombre la secuestró durante una semana, en la cual la agredió verbal, psicológica, sexual y físicamente, según informó la Fiscalía General de la Nación.

Ortega arrojó a su pareja del tercer piso del edificio, ubicado en el barrio de Cedritos. Tras pasar 9 días internada en la UCI por las múltiples fracturas en cadera, pelvis, pierna y rostro, Rojas asegura que la «pesadilla continúa», debido a la situación económica en la que se encuentra después de ser víctima, durante una semana, de las numerosas agresiones de Ortega. 

«Soy madre cabeza de familia, la situación ha sido muy crítica (…) Sigue la pesadilla de esta situación económica, psicológica«, dijo María Alejandra en entrevista con Blu Radio. La mujer pidió ayuda a la gente, porque como actualmente no puede trabajar, no tiene «cómo traer nada» a su casa.

«Desde una libra de arroz o lo que sea para nosotras es bendición», declaró la mujer sobre la dificultad económica que enfrentan ella, su bebé y su madre. 

Detención 

Ortega fue detenido el pasado martes al norte de Bogotá. El 19 de noviembre, un juez de control de garantías de Bogotá dictó prisión preventiva contra el agresor, después de que la Fiscalía General de la Nación le imputó cargos por feminicidio agravado en grado de tentativa, secuestro simple, tortura y acceso carnal violento. 

Durante la audiencia judicial, Ortega no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía. 

«Lo único que pido es que se haga justicia«, dijo María Alejandra al citado medio, tras darse a conocer que Ortega también tenía denuncias de violencia de su madre y de otras víctimas. 

«Me parece muy injusto que tuviéramos que esperar a que llegara a este punto, de que casi pierdo la vida«, agregó la mujer. 

Violencia de género

En el 2019, 976 mujeres fueron asesinadas en Colombia. El Gobierno Nacional reconoce que, al menos en 126 casos, el agresor fue la pareja o expareja. 

Durante la pandemia de coronavirus, las llamadas de mujeres en condición de vulnerabilidad pidiendo ayuda se incrementaron en un 147%. En el 74,6% de los casos, se trató de violencia intrafamiliar, según información de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer. 



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here