Hija de un multimillonario pasará más de 6 años entre rejas por participar en un culto sexual

0
15


La heredera de la fortuna de la destilería Seagram admitió haber cometido fraude con tarjetas de crédito en nombre de Keith Raniere, líder de la secta NXIVM.

El juez del distrito este de Nueva York, Nicholas Garaufis, ha condenado este miércoles a 81 meses de prisión —seis años y nueve meses— a Clare Bronfman, hija del multimillonario y expresidente de la destilería canadiense Seagram, Edgar Bronfman, por su papel en el caso de la secta NXIVM. Se trata de un controvertido culto sexual estadounidense que operaba bajo el manto de una empresa de autoayuda, pero que en realidad consistía en un esquema piramidal de explotación sexual.

Bronfman, de 41 años, admitió en abril del año pasado haber ocultado a una persona que vivía de manera ilegal en EE.UU. a cambio de «trabajo y servicios» no remunerados, y también haber cometido fraude con tarjetas de crédito en nombre del líder de la secta, Keith Raniere.

La sentencia resultó ser más severa de lo que se esperaba y superó los cinco años que pedía la Fiscalía, así como los tres años de libertad condicional que buscaba la defensa de la acusada. Bronfman, además, tendrá que pagar una multa de 500.000 dólares.

Raniere creó una sociedad secreta de mujeres con las que tenía relaciones sexuales y en cuyos cuerpos marcaban las iniciales de su nombre. Además, se las amenazó con revelar datos y fotos íntimas y apoderarse de sus bienes si los delataban.

Bronfman estuvo afiliada a NXIVM durante mucho tiempo y realizó donaciones de decenas de millones de dólares para financiar a Raniere y su programa de intensos ‘talleres de automejoramiento’, considerado por los fiscales como una esquema piramidal. Exseguidores del culto confesaron al juez que durante años Bronfman ha hecho uso de su riqueza para tratar de silenciar a los ‘desertores’.

«Nunca has parado»

Barbara Bouchey, una exnovia de Raniere que trabajó como planificadora financiera para Bronfman antes de dejar el grupo, describió cómo Bronfman usó a los abogados para amenazarla con un litigio y falsos cargos penales, y aseguró que el acoso continuó incluso cuando se acercaba el día de la audiencia en la que iban a anunciar su sentencia.

«Has estado bajo arresto domiciliario durante dos años, pero nunca has parado», dijo Bouchey, entre lágrimas. «¿Nunca te detendrás?», preguntó.

Una víctima de un esquema de trabajos forzados —inmigrante que no reveló su nombre— contó cómo Bronfman la llevó al grupo con la promesa de un buen trabajo y luego la amenazó con problemas de visado si no hacía tareas serviles por poco dinero y soportaba la explotación de Raniere.

Como parte del acuerdo de admisión de culpabilidad, Bronfman tendrá que pagar una multa de 6 millones de dólares de los 200 que conforman su fortuna.

Junto con la heredera de Seagram, las prácticas de Raniere ganaron la devoción de la actriz Allison Mack, conocida por su papel de Chloe Sullivan —amiga de Superman— en la serie ‘Smallville’. Mack también se declaró culpable y, al igual que Raniere, está a la espera de la sentencia.

Con información de AP



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here