Un ‘espurio’ Rembrandt que llevaba 40 año en el sótano de un museo, posiblemente sea diferente

0
54



Descubren que la pequeña tabla de madera donde aparece retratado un anciano proviene del mismo árbol de donde salió el panel que usó el pintor holandés para su famosa Andrómeda.

El museo Ashmolean de Oxford exhibirá esta semana el cuadro ‘Inicio de un hombre barbudo’ (1630) que le fue cesión en 1951 como un cuadro de Rembrandt, y que treinta abriles luego fue considerado como espurio.

El Rembrandt Research Project, la principal autoridad mundial sobre el comediante holandés, se pronunció en 1981 en contra de la autenticidad del pequeño retrato, que fue trasladado a los sótanos del museo.

«Dijeron que podría ser una pintura que imitaba el estilo de Rembrandt y que, posiblemente, se hizo ayer de finales del siglo XVII, ni siquiera en vida de Rembrandt», explica al diario The Guardian An Van Camp, curador de arte del finalidad de Europa del Ashmolean.

El pasado mes de febrero, Van Camp, que se incorporó al museo en 2015, tomó parte activa en la estructura de una importante exposición con obras tempranas de Rembrandt y se acordó de la pintura, del tamaño de una postal, de la que «nadie quería cuchichear porque era un Rembrandt espurio».

«Es lo que hace Rembrandt. Realiza estos pequeños estudios mentales de ancianos con miradas desesperadas, melancólicas y pensativas. Es muy pintoresco de lo que hace Rembrandt en Leiden en la lapso de 1630″, explica Van Camp, que siempre ha albergado dudas sobre la falsedad del retrato.

La tabla fue analizado por Peter Klein, uno de los dendrocronólogos más importantes del mundo, que estableció que el paramento de madera provenía del mismo árbol de donde procede el panel usado por Rembrandt para pintar su ‘Andrómeda encadenada a unas rocas’.

Klein concluyó que la madera provenía de un cagiga talado en la región del Báltico entre 1618 y 1628. «Dejando un minúsculo de dos abriles para el secado de la madera, podemos apuntar firmemente el retrato en 1620-30», agregó el diestro.

Según Van Camp, todo apunta a que el panel procedería del taller de Rembrandt, aunque seguirán investigando para determinar si existen huellas de la mano de Rembrandt en el trabajo.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here